martes, 22 de agosto de 2017

Aumenta el gasto en medicamentos aunque no aumente su consumo

El gasto farmacéutico ha "roto" la inestabilidad que venía siendo tendencia en 2017. Por primera vez en lo que va de año, la facturación de medicamentos vendidos en farmacias con cargo al Sistema Nacional de Salud (SNS) ha crecido dos meses consecutivos, gracias al incremento registrado en junio del 1,87 por ciento respecto al mismo periodo de 2016.

De esta manera, el gasto ascendió a unos 864.162.193 euros. Sin embargo, lo ha hecho sin un factor que suele ser fundamental para el crecimiento de este indicador, que es el incremento del consumo de medicamentos. De hecho, las recetas facturadas en junio cayeron un 0,44 por ciento, hasta las 76.196.315. 

Por ello, el incremento del coste medio de la receta fue la clave de este aumento. Concretamente, subió un 2,32 por ciento, hasta los 11,34 euros.

Así lo indican los datos del Ministerio de Sanidad, que también permiten comprobar cómo, en términos globales, el primer semestre de 2017 se cerró con incrementos. Concretamente, el gasto aumentó un 2,51 por ciento, hasta los 5.100 millones, respaldado por el incremento de las prescripciones financiadas (un 0,67 por ciento más) y del coste medio por receta (un 1,83 por ciento).

Comunidades autónomas

Por comunidades autónomas, los archipiélagos lideran el crecimiento. Baleares aumentó su gasto farmacéutico un 5,74 por ciento y Canarias lo hizo un 3,07 por ciento. Justo por detrás se quedó Murcia, con un 2,94 por ciento.

Por otro lado, solo Castilla-La Mancha logró reducir su inversión en medicamentos en junio, con un 1,13 por ciento menos.


Fuente: www.redaccionmedica.com
Gráfica: Ministerio de Sanidad

miércoles, 16 de agosto de 2017

Una nave del SALUD para albergar material sanitario continúa cerrada desde su inauguración en 2015

El almacén central de material sanitario sigue cerrado dos años después de que se anunciara su apertura. Tras todo un periplo de inspecciones, el servicio contra Incendios del Ayuntamiento no ha dado todavía el visto bueno a la puesta en marcha de esta nave, que se diseñó para ser el punto de distribución de artículos fungibles a los hospitales aragoneses. Así, la nave continúa sin licencia de actividad.


Fue el anterior Ejecutivo autonómico el que impulsó la construcción de esta nave en PLAZA e incluso anunció, pocos días antes de las elecciones, su inauguración en junio de 2015. Sin embargo, el nuevo Gobierno se encontró con numerosos problemas técnicos que han retrasado su apertura. De hecho, las inspecciones municipales detectaron múltiples deficiencias sobre seguridad y prevención de incendios que se han intentado subsanar durante todo este tiempo sin muy buenos resultados.

El consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, llegó a reconocer a finales de 2015 en las Cortes que veía "difícil" que obtuviera la licencia por las dificultades de adaptar las instalaciones a la normativa de incendios. Sin embargo, en abril de 2016, Sanidad anunció que se habían corregido las deficiencias y que se abriría en unos meses. Algo que, de momento, no ha ocurrido. La nave, con el actual logotipo del SALUD, permanece cerrada. Aunque el Gobierno de Aragón aseguró hace unos meses que no ha pagado nada, hay tres contratos firmados por el alquiler del local, el equipamiento y el transporte de productos que ascienden a casi tres millones de euros.

Fuentes del Departamento de Sanidad aseguraron que tras presentar todos los documentos requeridos, el servicio contra Incendios, Salvamentos y Protección Civil del Consistorio zaragozano solicitó el 30 de junio nuevas aclaraciones acerca de la estructura y las instalaciones. Las mismas fuentes detallaron que en estos momentos se está elaborando un nuevo anexo para dar cumplimiento a los últimos requerimientos y poder reactivar el proyecto.

En ese sentido, fuentes municipales confirmaron que se está pendiente de que la nave cumpla con todos los requisitos y así poder trasladar el expediente a la Gerencia de Urbanismo para que esta le conceda la licencia de actividad. No obstante, ni desde el Gobierno de Aragón ni desde el Ayuntamiento de Zaragoza concretaron plazos ni fechas posibles de apertura.

¿Para qué servirá?

Pero, ¿para que se creó este almacén de PLAZA y para qué serviría? El anterior Gobierno de Aragón decidió unificar la distribución de material sanitario fungible, como gasas, inyecciones, vías, empapadores o pañales tras los problemas de abastecimiento registrados a finales de 2013 en diferentes hospitales. Los almacenes de algunas plantas se quedaron sin "stock" de algunos productos y se generaron duras críticas por parte del personal. Con este nuevo modelo de funcionamiento y pendiente de que el actual Gobierno respete estos planes, lo que se pretendía es que todos los productos vayan directamente desde PLAZA a las plantas de los hospitales, donde estaba previsto que se habilitara una habitación con un pequeño "stock" de suministro. Se suprimirían así otros almacenes secundarios, que actualmente funcionan para cubrir las necesidades de los diferentes sectores.

LA CIFRA

5.000 Metros cuadrados. La nave cuenta con una superficie de 5.000 metros cuadrados. Se adaptó para ser un almacén central de distribución de material fungible sanitario (gasas, pañales, empapadores, vías…). Así se evitarían los almacenes que hay en los sectores para abastecer los hospitales.

CRONOLOGÍA

Mayo 2015. El anterior Ejecutivo autonómico anuncia la puesta en marcha en junio del nuevo almacén. Intenta paliar los problemas de abastecimiento que se produjeron en algunos centros sanitarios a finales de 2013 y principios de 2014.

Finales de 2015. Sanidad reconoce que busca alternativas a la nave, porque esta carece de licencia. De hecho, el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, reconoce en las Cortes que ve difícil que la consiga ante los deficiencias sobre seguridad y prevención de incendios detectadas.

Abril de 2016. Sanidad asegura que abrirá la nave tras corregir todas las deficiencias encontradas. El Ayuntamiento dice también que se le concederá la licencia de manera inminente.

Julio de 2017. Incendios pide nueva documentación. Está pendiente de que Urbanismo le dé la licencia de actividad para que pueda funciona

Un robot de distribución para 5.000 m2

La que se diseñó para ser una central de distribución de material sanitario fungible cuenta con una superficie de 5.000 metros cuadrados, distribuidos en dos plantas. En mayo de 2015, ya se estaba terminando de montar un robot o carrusel horizontal para guardar parte del material en cestillas. Este, según se detalló entonces, tiene capacidad para seleccionar y suministrar los pedidos cuando estos llegan por ordenador. De hecho, hace dos años, los operarios ya estaban haciendo las primeras pruebas de funcionamiento y terminando de ajustar la máquina. En ese mes de 2015, los operarios también estaban terminando de montar las enormes estanterías en las que se quiere almacenar todo el material necesario para luego distribuirlo a los diferentes hospitales. La idea inicial con esta fórmula era evitar los almacenes de material que hay por sectores. Sin embargo, el actual Gobierno aragonés tendrá que aclarar cómo pondrá en marcha el almacén e incluso si su gestión es pública o si se cede a una empresa privada, como en principio parece apostar el actual Ejecutivo.


Fuente: Heraldo de Aragón.
Fotografía: www.cadenadesuministro.es

martes, 8 de agosto de 2017

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos cierra sin recurso la última puerta a las personas afectadas por la talidomida

Con un folio se han esfumado todas sus esperanzas. En una sola hoja el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha puesto fin a la batalla de los afectados por la talidomida. La Corte de Estrasburgo "no observa ninguna apariencia de violación de los derechos y libertades garantizados por el convenio [europeo de Derechos Humanos] o sus protocolos", apuntan en la comunicación que han remitido a la Asociación de víctimas de la Talidomida en España (AVITE) tras la  denuncia que presentaron ante estos magistrados argumentando que el caso no había prescrito.

"No me esperaba en absoluto esta decisión. Ha sido una sorpresa superdesagradable. También nos ha llamado la atención que hayan tardado solo seis meses en llegar a esta conclusión", cuenta Ana Castillo.


Esta mujer de 43 años comenzó a darse cuenta de que podía ser víctima de la talidomida comercializada por la farmacéutica alemana Grünenthal hace cuatro años, debido a la repercusión mediática de una sentencia emitida en primera instancia que daba la razón a los afectados. Camina gracias a una prótesis y fue su ortopedista el que le insistió para que buscase más información, después de atender a otra paciente con una discapacidad parecida a la suya.

Hasta entonces siempre pensó que una malformación congénita durante la gestación de su progenitora era la causante de que no tuviese pierna izquierda, así como de que su brazo derecho sufriese un acortamiento y que en las otras dos extremidades los dedos tuviesen tamaños diferentes y sin uñas. "Lo siguiente que decían era que fue un accidente", apunta Manuel Bioque. "O voluntad de Dios", replica Rafael Basterrechea. Los tres son miembros de AVITE.

"Mi madre insistía en que durante el embarazo la medicaron. Yo intentaba quitarle importancia. Le decía: '¡Qué más da, mamá! Si he nacido así, ¿qué voy a hacer? No hay más cosas que hacer'", apunta. Mantuvo esa postura hasta que se enteró de que el juzgado de primera instancia número 90 condenó a Grünenthal al pago de una indemnización a los afectados por las deformaciones que les causó ese medicamento. "Me llamaba la gente por teléfono contándome que en las noticias había visto a personas que tenían las mismas características que yo", incide.

Una situación muy parecida vivieron Basterrechea y Bioque en el año 2005. Sus teléfonos no pararon de sonar cuando otras víctimas de la talidomida acudieron al programa de TVE Las Cerezas, presentado por Julia Otero. Estos afectados denunciaron en la televisión pública que este sedante, que comenzó a venderse a partir de 1957, y se administraba como complemento inocuo para las náuseas de las mujeres embarazadas, causó graves malformaciones en los fetos. Según AVITE, más de 20.000 recién nacidos en todo el mundo sufrieron las consecuencias del medicamento. En España tienen registrados 500 casos.

"En casa no habíamos hablado nunca sobre este tema, había un desconocimiento total. Cuando le pregunté a mi madre me dijo que sí se había tomado unas pastillas que le dio el médico mientras estaba embarazada, ni siquiera se lo suministraron en la farmacia. No había ningún control", recuerda Bioque. "Nací en el 59. Imagínate cuando te está atendiendo la partera del pueblo y te sale la criatura como te sale. Se te cae el mundo al suelo".

Este cordobés, que sufre acortamientos en los dos brazos, nació en un pequeño pueblo de 3.000 personas y, una vez que su familia comenzó a ser consciente de que podía ser afectado por la talidomida, comenzaron a brotar recuerdos de su infancia: "Empezaron a atar cabos y mi madre recordó que cuando yo era muy pequeño, otro niño también nació sin brazos".

La sentencia a la que hace alusión Castillo abrió la puerta a que los afectados cobrasen una indemnización de 20.000 euros por cada punto porcentual de minusvalía que les reconoció la Administración. Finalmente fue  anulada por la Audiencia Provincial del Madrid porque los magistrados consideraron que el delito había prescrito .


No se puede recurrir.

Ese fallo es el que acaba de ratificar Bruselas, ya que el Supremo tampoco les dio la razón. "Esta decisión es definitiva y no puede ser objeto de recurso alguno ante este tribunal, ante la Gran Sala ni ante otro órgano. Por lo tanto, la Secretaría no podrá proporcionarle precisiones complementarias sobre las deliberaciones del comité, ni responder a las cartas que usted pudiera enviar relativas a la decisión emitida en el presente caso", finaliza indicando el tribunal en una comunicación emitida el 4 de julio.

"Se acabó, esta decisión cierra la puerta a las acciones judiciales para pedir responsabilidades y políticamente esto tampoco avanza, llevamos 14 años asociados y no hemos conseguido casi nada", replica Rafael Basterrechea, vicepresidente de AVITE, que considera que las víctimas "se quedan a verlas venir". Una noticia que no han asumido sólo como un fracaso los afectados, también sus familiares, especialmente sus madres que se sienten culpables por haberse tomado la medicación.

"Todo lo que supone revivir nuestra infancia les duele. Han pasado por varias etapas. Nacemos, se les cae el mundo encima. Luego cuando creces, ven que llevas una vida autónoma y se relajan. Cuando les decimos que puede ser por la talidomida, vuelven a darle vueltas", apunta Castillo. Por su parte, Bioque cuenta que su primer recuerdo al llegar al colegio eran las dudas de su madre planteadas a sus tíos: "Hay que ver hasta dónde puede llegar, si puede hacer esto o no puede".

Estos tres entrevistados reconocen que son casos excepcionales dentro de su asociación, los tres han tenido una carrera laboral y son independientes. Desde AVITE, denuncian que en España las víctimas se han quedado en el olvido y no han recibido ninguna compensación. Aseguran que en Alemania la pensión máxima mensual de los afectados es de 7.000 euros. "Puede parecer una barbaridad pero son personas que no tienen ni brazos ni piernas, no es una cifra tan alta si piensas que necesitan una persona que le ayude los 365 días del año", responde Basterrechea.


24 afectados reconocidos.

En España solo 24 afectados obtuvieron la declaración oficial de víctimas de la talidomida, Basterrechea es uno de ellos. En el verano de 2010, el 5 de agosto, se aprobó el Real Decreto 1006/2010 que reguló el procedimiento de concesión de ayudas a las personas afectadas en España durante el periodo 1960-1965. Esta normativa recogía indemnizaciones entre 30.000 euros y 100.000 euros dependiendo del grado de discapacidad que tuviese reconocido el demandante. Aunque sólo concedieron una veintena de ayudas, porque las solicitudes tuvieron como fecha tope el 30 de septiembre del mismo año.

Los afectados critican que la posibilidad de obtener el reconocimiento oficial solo estuviese operativo durante un par de meses y que desde 2010 no se les haya vuelto a dar esta posibilidad. También sobre el hecho de que el caso prescribiese.

"Es muy ambiguo, no dicen desde qué fecha prescribe. No aclaran si teníamos que haber denunciado cuando nacimos, cuando éramos mayores de edad, cuando supimos que podíamos ser afectados o cuando teníamos realmente un papel oficial que lo certificaba", protesta Castillo. Una vez que las vías judiciales han acabado, los afectados recurren a los políticos para que el Congreso reconozca la responsabilidad "directa del Estado y la farmacéutica".

"En el caso español es mucho más grave porque mantuvieron el medicamento en el mercado mucho más tiempo que en Europa, hasta 1985", recuerda el vicepresidente de AVITE. Aunque el único Real Decreto que ha regulado el reconocimiento oficial limita el suministro de la talidomida a 1965, en la legislatura pasada se aprobó una proposición no de ley, en la que la Cámara Alta instaba al Ejecutivo a reabrir esa normativa y ampliar el periodo a 1985.

Los asociados de AVITE aseguran que saber que hay más gente pasando una situación parecida les anima a "seguir luchando" y a "salir adelante". Esta organización se ha convertido en un espacio en el que comparten experiencias vitales, sobre todo de su infancia.

Entre ellas, destacan las operaciones quirúrgicas que les han propuesto. "Con seis años me sugirieron operarme el brazo derecho, me dijeron que me lo podían poner más bonito pero no lo iba a poder mover. Yo solo dije que no porque acababa de descubrir un truco para hacerme una coleta porque no me llega la mano arriba, y comencé a apañarme con un trozo de media", finaliza Castillo.



Fuente: www.eldiario.es
Fotografía: Medicamento Talidomida: www.smh.com.au / 
                  AVITE Congreso: http://www.medicosypacientes.com / 
                  Talidomida ¡Justicia!: dempeusperlasalut.wordpress.com

lunes, 31 de julio de 2017

Una ambulancia del 061 multada por la Policía Local de Zaragoza por aparcar mal mientras atendía un posible infarto en a calle

La Policía Local de Zaragoza denunció el pasado jueves 27 de julio por la mañana en la capital aragonesa al conductor de una ambulancia del 061 por aparcar mal y no hacerle caso cuando le dijo que moviese el vehículo. Hasta ahí todo normal, dentro de sus competencias; lo extraño del caso es que la sanción se produjo cuando el sanitario, con tres compañeros, iba a atender una urgencia, concretamente un posible infarto, que en principio parece tener prioridad sobre las normas de estacionamiento. Fuentes del Cuerpo confirmaron que están "investigando" las circunstancias del incidente.


Este se produjo en torno al mediodía del jueves, en la confluencia de la avenida Tenor Fleta y el paseo Sagasta, donde se detuvo un autobús de la línea 24 ante el ataque que estaba sufriendo un pasajero.

Ante el aviso de Emergencias, la ambulancia del SALUD se desplazó al lugar y aparcó fuera de la parada, antes de que el médico, el enfermero y los dos técnicos bajasen para dirigirse al autobús.

Fue entonces cuando, según explicaba ayer Félix Cepero, secretario de la Asociación de Técnicos de Emergencias Sanitarias de Aragón (ATETRANSA), un agente de la Policía Local les indicó que aparcasen en la parada, a unos metros. El conductor, admitía el secretario, "no le hizo caso", porque la prioridad era atender la urgencia médica y, en su opinión, el vehículo sanitario no estaba causando ninguna amenaza a la seguridad del tráfico donde estaba parado.

Más aun cuando, al poco tiempo, fue la propia Policía Local la que cortó dos carriles de Tenor Fleta para que pudieran trabajar con tranquilidad.

Los sanitarios pudieron pues, con tranquilidad, atender la urgencia, que afortunadamente para el pasajero se quedó en un síncope sin mayores consecuencias.

La sorpresa se la llevaron cuando, al terminar y volver al vehículo, el agente volvió a recriminar al conductor que no le hubiera hecho caso, y le entregó una denuncia por valor de 200 euros por desobediencia y por aparcar mal, según le explicó.

La incredulidad y el malestar de los intervinientes pronto se trasladaron a Twitter, donde dejaron un mensaje para la Policía Local, que esta respondió comprometiéndose a estudiar el accidente. Y, a modo de disculpa, felicitando a los sanitarios por su gran trabajo y colaboración habituales.

Cepero coincidía ayer en que, por norma general, el trato y la colaboración son buenos con los cuerpos policiales, pero "a veces hay enganchadas" como esta, que a su juicio no tienen razón de ser. El secretario de ATETRANSA también dejaba entrever cierto agravio comparativo con otros cuerpos, porque "cuando tienen que actuar los Bomberos del ayuntamiento la Policía Local corta la calle, como es normal; pero si somos nosotros, a veces nos ponen más problemas", lamentaba.

PRECEDENTES

El caso del pasado día 27 de julio recuerda al del hombre que fue multado con 600 euros por exceso de velocidad cuando trasladaba a su mujer desde Calamocha al hospital, después de que el 112 le hubiese informado de que no había ambulancias disponibles. En aquella ocasión el Justicia de Aragón llegó a pedir al Cuerpo de Policía  que se anulase la sanción, ya que había tenido su origen en un anormal funcionamiento de la Administración por la falta de efectivos sanitarios, pero la Policía Local argumentó que el hecho de ser una urgencia no le eximía de respetar las normas.


Fuente: www.elperiodicodearagon.com
Fotografía: www.youtube.com

martes, 25 de julio de 2017

Falta de personal médico, insuficientes equipamientos y saturación en los hospitales oscenses

Los centros médicos de varias cabeceras de comarca presentan problemas para atender listas de espera de más de un año y de varias horas en los servicios de Urgencias.

El Gobierno de Aragón ha diseñado un ambicioso plan para la capital oscense que contempla dos nuevos centros de salud y reformas en San Jorge y Santo Grial.

En Jaca, la Plataforma Pro Hospital se ha reunido con Lambán para trasladarle sus reivindicaciones y Barbastro fue uno de los centros con más vacantes de todo Aragón.


“Los jóvenes y los profesionales sanitarios no quieren vivir en Huesca y prefieren Zaragoza”. La cita corresponde al consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sebastián Celaya, la pronunció en enero y levantó una enorme polvareda en la capital oscense. Además de como una frase desafortunada en referencia al proceso de traslados abierto en el Hospital San Jorge, con solo 19 peticiones de 102 plazas vacantes, se tomó como un diagnóstico crudo de la sanidad pública en el Alto Aragón por parte de quienes tienen en su mano las soluciones. Seis meses más tarde, siguen existiendo problemas en los centros de Huesca, Jaca y Barbastro pero algunos de ellos van camino de paliarse.

Hospital San Jorge en Huesca

La radiografía de la Sanidad en la capital dio un giro cuando, hace unas pocas semanas, se anunció un ambicioso plan global para construir dos nuevas instalaciones en los barrios de Los Olivos (12.722 habitantes) y el Perpetuo Socorro (6.000) y reformar el centro de salud del Santo Grial y las Urgencias de San Jorge. En este último caso, vienen de antiguo reivindicaciones como el refuerzo de la cirugía vascular y, sobre todo, la necesidad de ampliar la instalación para recibir a los pacientes que necesitan atención urgente. Se estiman en torno a un centenar de atenciones diarias cuando el edificio está preparado para 60. Y unas esperas que pueden superar las tres horas tras pasar por la sala de triaje y antes del acceso a los boxes.

El Hospital San Jorge ha puesto ya en marcha la Unidad de Alergología para atender al resto de la provincia. Mientras celebra su 50 aniversario asentado en el barrio de La Encarnación, en el anexo de San José viven preocupados por el Santo Grial, que en mayo sufrió un desprendimiento de baldosas sin que se produjesen daños personales.

300.000 euros para un vetusto edificio

El Gobierno de Aragón ha previsto un plan de mejora para el centro que acoge un vetusto edificio de cinco plantas inaugurado en 1955 y más preparado para albergar oficinas que consultas médicas. En todo caso, se da por hecho su futuro traslado a otra ubicación. Se contará con un presupuesto de 300.000 euros para mejorar los accesos, instalar un elevador o dar más potencia a la iluminación a la espera de que el proyecto de Los Olivos comience a ser una realidad a partir de 2018, cuando comiencen las obras. El nuevo centro se ha presupuestado en 2,8 millones de euros. Acortar las listas de espera, de más de un año en algunos casos, es el objetivo primordial.

En Jaca, la Plataforma Pro Hospital de la localidad se reunió días atrás en el Edificio Pignatelli con Javier Lambán para trasladarle sus reivindicaciones junto al alcalde jaqués, Juan Manuel Ramón, y la concejala y diputada autonómica Olvido Moratinos. El viernes hicieron lo propio los presidentes comarcales de la Jacetania, Alto Gállego y Sobrarbe con Celaya, quien les trasladó los principales puntos del plan estratégico 2016-2021, La lista de quejas es prolija. Se solicita la adquisición de una tomografía axial computarizada (TAC) para los diagnósticos con rayos X que Celaya garantiza, que se regularicen las guardias localizadas para las urgencias pediátricas o que se tome en consideración abrir una consulta especializada.

El plan menciona de manera explícita la atención a partos de bajo riesgo, la cirugía 24 horas para Urgencias, la interconsulta virtual y la puesta en marcha del plan para tratar a enfermos crónicos y pluripatológicos con la incorporación de los médicos internistas necesarios. Se sigue esperando que se cubra la plaza de radiología -actualmente sigue subiendo un especialista únicamente dos veces al mes y se considera completamente insuficiente- y que no se sufran más situaciones puntuales recurrentes de falta de especialistas al no cubrirse distintos servicios “por falta de programación, voluntad  y coordinación desde el sector sanitario de Huesca”, se asegura desde la Plataforma, que valorará este plan cuando lo haya estudiado detenidamente.

Tensiones entre los agentes sociales

Hospital de Jaca (Huesca)
De manera muy clara, en Jaca quieren que Lambán sea el mediador y se posicionan en contra de Sebastián Celaya por “su manera de proceder a lo largo de todo este tiempo en los plazos y en las formas. No entendemos su rechazo al diálogo con la plataforma, ni sus continuas y desafortunadas declaraciones en referencia a la situación del Hospital, al personal sanitario ni su poca consideración con los ciudadanos”. A falta de que se consensúe un plan para la capital de la Jacetania, la situación ha generado continuas tensiones entre la Plataforma y el propio Hospital y entre las diferentes formaciones políticas y los sindicatos. La asistencia sanitaria es un tema recurrente en los plenos municipales.

La circular de un medico interinista, el doctor Alberto de Ríos Romero, con la que el pasado mes de abril hizo un llamamiento para que no ingresasen más enfermos en el centro hasta que la solución no llegue, volvió a poner sobre la mesa una realidad contra la que la Plataforma jaquesa ya ha recopilado más de 16.000 firmas. “Pero si de verdad se quiere desmantelar este hospital (incluyendo la atención al crónico complejo) que sean claros y lo hagan ya, pero no a costa de la salud de los pacientes ni de nuestra salud mental”, reseñaba De Ríos.

Un hospital para cuatro comarcas

Si los servicios públicos en Huesca y Jaca no dan abasto para atender toda la demanda, en Barbastro, donde se cubren asimismo las comarcas de Cinca Medio, Bajo Cinca y Litera, asistieron con alivio a las obras concluidas en abril en el ala izquierda de la cuarta planta para albergar 14 camas más y evitar así el colapso del servicio de Urgencias, que provocaba esperas de más de 10 horas en los pacientes y guardias por encima de las 24 horas entre los sanitarios. Asimismo, hubo que contratar más personal. Barbastro disfrutará en breve de una unidad de hemodiálisis, el hospital de día oncohematológico, la unidad de calidad y diversos espacios para consultas.

Hospital de Barbastro (Huesca)

No todo son buenas noticias en el Somontano, puesto que a falta de que se cierren las vacantes es uno de los hospitales aragoneses donde más se acusa la falta de médicos especialistas, con 10 de las 46 plazas que se ofertaron sin dueño en el momento de formalizarse la convocatoria. Los centros médicos de Teruel, Alcañiz y Calatayud sufrieron problemas similares y junto al de Barbastro concentraron 37 de las 42 vacantes de todo Aragón.




Fuente: www.eldiario.es
Fotografías: 
          Hospital San Jorge de Huesca: http://noticiashuesca.com
          Hospital de Barbastro: www.diariodelaltoaragon.es
          Hospital de Jaca: www.pirineodigital.com

martes, 18 de julio de 2017

Los intereses farmacéuticos y su marketing a la hora de diagnosticar TDAH

El marketing de las farmacéuticas con el conocido Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad busca ampliar su mercado con los menores, que serán 'clientes para toda la vida'.

Hace 30 años poca gente había escuchado en España hablar de la hiperactividad y de un trastorno relacionado con ella que se denominó TDAH (Trastorno de Déficit de Atención y/o Hiperactividad). Hoy pocos son los que no conocen a algún niño o adolescente afectado o diagnosticado. ¿Pero, a qué se debe esta rápida expansión?


Los “ingredientes” de la epidemia

Júntese un trastorno infantil caracterizado por un ramillete de síntomas poco específicos, que pueden deberse a situaciones coyunturales del niño o de su familia o a etapas normales de su desarrollo con un sistema educativo anticuado y herido por los recortes. Súmele un agresivo plan de marketing, desarrollado por las grandes empresas farmacéuticas y disuélvase en un ambiente social donde la competitividad, la obsesión por el éxito y la aversión al fracaso se proyectan sin ningún filtro entre los más pequeños. Déjese actuar libremente a estos elementos. En pocos años tendremos la situación actual.

El marketing del TDAH

La planificación de la industria farmacéutica parte de la premisa de que el 10 por ciento de los niños y adolescentes padecen este trastorno, y su objetivo en conseguir que se diagnostique y medique a toda esa población. Para ello han desarrollado planes de marketing agresivos capaces de que sus mensajes lleguen hasta los lugares más alejados.

El Plan PANDAH, financiado por la multinacional SHIRE  afirma que “uno de cada diez niños tiene TDAH” y se propone promover el diagnóstico temprano y su tratamiento farmacológico. Considera y evalúa las resistencias con las que se encuentra en España el reconocimiento de la enfermedad por parte de padres, personal médico, maestros, etc., y propone una estrategia para vencerlas, en la que creer en la existencia del trastorno es una cuestión de la máxima relevancia. “Es necesario que el centro de trabajo del psiquiatra “crea” en el trastorno y, en consecuencia, facilite la formación del especialista”.

El creer o no creer en la existencia de este trastorno se hace cuestión central, más cuando a pesar de todos los intentos e investigaciones llevados a cabo hasta hoy ninguna prueba o marcador biológico sirve para diagnosticarlo. Éste se fundamenta en la observación de síntomas como éstos:

Parece no escuchar.
No presta mucha atención a los detalles.
Parece desorganizada.
Se olvida las cosas.
Se distrae con facilidad.
Corre o trepa cuando no corresponde.
Contesta impulsivamente.
Interrumpe a las personas.
Habla demasiado.
Está siempre en movimiento…

El catálogo de presiones, por no decir amenazas, a los progenitores que se resistan al tratamiento incluye fracaso escolar, drogadicción, conductas sexuales peligrosas, accidentes de tráfico, desempleo, fracaso sentimental y cárcel.

El Plan intenta que sean los maestros los que hagan la labor de detectar el trastorno, por lo que promociona el conocimiento del trastorno mediante el uso de medios de comunicación, vídeos, formadores de opinión, etc. Se trata de una estrategia muy utilizada por esta industria conocida como “disease mongering” (promoción de la enfermedad). Y realmente ha sido eficaz, cuando se ha hecho habitual que muchos padres y madres y profesores hayan pre-diagnosticado a sus hijos o alumnos sin tener mayores conocimientos sobre psiquiatría infantil. Establece que la etapa más adecuada para el diagnóstico es la de preescolar (entre los tres y los seis años). Un niño tan tempranamente diagnosticado y medicado estará muchos años o décadas consumiendo un medicamento peligroso que solo trata los síntomas pero que no es curativo.

Este relato sobre el TDAH ha penetrado en los distintos ámbitos, en las escuelas, en el sistema de salud, en los medios de comunicación y hasta en la legislación. En la LOMCE se reconoció explícitamente el TDAH gracias a una propuesta de UPN apoyada por el PP. Se llega a dar la paradoja de que si un niño es diagnosticado con TDAH se encuentra en una posición más favorable para recibir algunos tipos de ayuda, lo que anima a padres y profesores a vencer los reparos hacia los tratamientos farmacológicos.

La resistencia por parte de los menores a tomar la medicación a partir de la adolescencia está también prevista en el Plan PANDAH, y anticipa la “comorbilidad” del TDAH con nuevos diagnósticos, como el “Trastorno de negativismo desafiante”, que trae como consecuencia la introducción de nuevos psicofármacos para los menores. “Con la llegada a la pubertad, puede aparecer el componente negativista desafiante, dificultando no sólo el diagnóstico, sino también el tratamiento. Con frecuencia, los pacientes adolescentes se niegan a ser diagnosticados de TDAH, por el rechazo a la etiqueta y al estigma social que trae consigo; además de desarrollar comorbilidades o agravamiento de los síntomas.”

Los conflictos de interés en el diagnóstico y tratamiento

El Plan no podría funcionar si no estuvieran avalados sus postulados por el Ministerio de Sanidad, que aprobó en 2010 la Guía Práctica Clínica del TDAH. Al respecto de esta guía, La Federación de Asociaciones de Defensa de la Sanidad Pública ha pedido su retirada y ha advertido que el 70% de los colaboradores que la redactaron declararon conflictos de interés y recibieron de alguna manera dinero de las farmacéuticas. El médico más citado de la guía, Joseph Biederman, está investigado en los EEUU por recibir 1,7 millones de dólares de compañías farmacéuticas tras promover el diagnóstico de trastornos psiquiátricos en la infancia. Las objeciones y cuestionamiento de esta guía son abundantes por parte de muchas asociaciones y profesionales del campo de la salud.

En el año 2015, 115 entidades y más de 2300 profesionales han suscrito el “Manifiesto para un consenso clínico del TDAH”, en el que se pide la retirada del Protocolo de la Generalitat de Catalunya sobre el TDAH, porque significa:

1- Un  paso  más  en  la política  de  patologizar  y  medicalizar  la vida  en general y la infancia y adolescencia en particular.
2- Un  menosprecio  a  las  diferentes  teorías  y  prácticas existentes en la clínica de las sintomatología psíquicas,  y en consecuencia:
3- Un atentado contra la libertad de elección de los pacientes.

El cuestionamiento sobre la expansión del TDAH y los presupuestos en que se basa también ha crecido en los Estados Unidos. Leon Eisenberg, psiquiatra que en 1968 desarrolló el concepto de la hiperactividad como trastorno, afirmó en el 2009 que se deberían buscar las razones psicosociales que llevan a determinadas conductas, un proceso mucho más largo que “prescribir una pastilla contra el TDAH”.  Alen Frances, también psiquiatra norteamericano y ex director del DSM IV, el Manual de Desórdenes Mentales, declaró recientemente que “gran parte del incremento de casos de TDAH es el resultado de falsos positivos en niños a los que les iría mucho mejor sin ser diagnosticados” y que “es mejor gastarse el dinero en colegios que maldiagnosticar a los niños y tratarles con medicinas caras”. En su opinión, el marketing de las farmacéuticas está buscando ampliar su mercado con los menores, que serán “clientes para toda la vida”.

En España, en el año 2007 La Regional Humanista Europea y la Comunidad para el Desarrollo Humano advirtieron sobre la sistematización de los tratamientos con psicofármacos a niños y jóvenes y pidió la apertura de un debate sobre este conflicto, denunciando ante el Defensor del Menor la vulneración de los derechos fundamentales de los menores. El Servicio Vasco de Salud denunció en el 2013 que “no se están siguiendo las recomendaciones sanitarias más básicas y prudentes en cuanto a la prescripción de metilfenidato”. El Boletín de Información Farmacoterapéutica de Navarra alertó en 2013 sobre el incremento del consumo del metilfenidato, señalando que no está demostrada su eficacia a largo plazo.


Garantizar los derechos de niños y adolescentes

En la situación actual, la suerte de un niño o un adolescente depende de a qué centro educativo se le envía, o quién será el pediatra, médico de familia, psiquiatra o neurólogo que vea su hipotético caso. Las diferencias en la tasa de afectados son muy grandes según las localidades o los centros educativos. Puede ser que en un centro un niño sea un niño inquieto y en otro un caso de TDAH. Puede que en uno se permita al niño evolucionar y se le ayude en esa evolución, y en otro se le ponga la etiqueta de hiperactivo y se presione para que sea medicado con psicofármacos. Podemos encontrar también psiquiatras y neurólogos que defienden y promueven el tratamiento farmacológico y que reciben apoyo económico de las empresas que fabrican esos fármacos o podemos encontrar psiquiatras que evitan prescribir esos fármacos y promueven el tratamiento cognitivo conductual.

Dadas las consecuencias de recibir o no un diagnóstico y un tratamiento farmacológico a base de anfetaminas de duración indefinida lo correcto sería saber si el profesional que está delante de nosotros tiene o no un conflicto de interés, si tiene o no relaciones económicas con las empresas que comercializan los fármacos. Esto ya es preceptivo en reuniones y congresos médicos, y debería extenderse a las consultas para que los interesados cuenten con una información importante.

Las ciencias, y por supuesto la psiquiatría, cambian sus puntos de vista. No deberían manejarse como verdades absolutas sus postulados. En las últimas décadas se han patologizado numerosos comportamientos y situaciones de la vida, y ha predominado una corriente que ha considerado de una manera biologicista el comportamiento humano, utilizando los psicofármacos con gran profusión. Esta corriente sin embargo está siendo cuestionada y es posible que en el futuro muchos trastornos, incluido el TDAH, desaparezcan de los manuales de psiquiatría. La raya que separa un comportamiento diferente de un trastorno puede moverse fácilmente, de manera que millones de personas, adultos o menores, caigan en el campo de los “normales” o los “trastornados”. En todo caso, creemos que en esta época de crisis en todos los campos es normal que las respuestas y los comportamientos de los menores reflejen la incertidumbre en que vivimos.

Pero lo más alarmante y que debe preocuparnos a todos son los efectos de medicalizar con psicofármacos a niños y adolescentes. ¿Quién se hará cargo a futuro de las consecuencias? Por el bien de las futuras generaciones es necesario abrir un debate público sobre este tema y ayudar a que llegue hasta el último rincón lo que hoy se está discutiendo en los foros médicos. Y finalmente, porqué no cuestionar también el entorno, ¿el trastorno está en los niños y adolescentes o en un sistema violento y deshumanizado?.


Fuente: www.nuevatribuna.es
Fotografías: TDAH: www.nannysecours.com / Niño pizarra: www.theluxonomist.es

miércoles, 12 de julio de 2017

La lista de espera para una operación bate nuevo récord situándose en 115 días de media

La lista de espera quirúrgica del Sistema Nacional de Salud (SNS) ha vuelto a crecer en 2016, según los datos recopilados por las comunidades autónomas hasta el 31 de diciembre, 614.101 pacientes esperaban para una intervención, comparando este dato con el mismo periodo del año anterior, supone un incremento del 11%.

El tiempo medio de demora para someterse a una operación no urgente tampoco ha disminuido, así la media se sitúa en los 115 días, 20 más que hace seis meses y 26 más que el pasado año, según se desprende del último informe de listas de espera publicado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que muestra también una mayor demora a la hora de conseguir cita con un médico especialista, que se sitúa en 72 días de media (un 24% más respecto a 2015).

Se trata de la cifra de pacientes más alta desde que se tiene registro, mayor incluso que en junio de 2013, en plena situación de crisis económica, cuando la sanidad pública acumuló un total de 583.612 pacientes en espera para operarse, con una demora media de 101 días.

No obstante, este incremento se debe valorar teniendo en cuenta que por primera vez se han incluido datos de Catalunya, que además es la comunidad con mayor población en lista de espera.

Por especialidades, traumatología es la que más pacientes tiene en espera (175.257), le sigue Oftalmología (125.638), y Cirugía General y de Digestivo (115.610); sin embargo, las intervenciones en las que más hay que esperara son Cirugía Plástica (189 días), Neurocirugía (171) y Traumatología (143).

En lo que respecta al tiempo medio de demora para acudir al especialista, los datos hasta diciembre de 2016 muestran una espera media de 72 días, 14 mas que en diciembre de 2015; la media es de 45 habitantes por cada 1.000, y lo que más se demanda es Oftalmología, Traumatología y dermatología.